El futuro de las oficinas en la ciudad

Sacar lo mejor de ti. Esta es la clave de un buen entorno profesional. Los espacios bien diseñados no sólo contribuyen a mejorar la concentración, el intercambio y la colaboración, sino que el valor añadido, como poder disfrutar de una buena iluminación o de espacios comunes, fomentan el bienestar personal y profesional.

En los últimos meses muchas personas han visto condicionado su bienestar por la llegada de elementos de estrés externos. La falta de un entorno profesional pensado y diseñado para aprovechar lo mejor de cada persona, compaginado con la necesidad de atender a las labores del hogar y de los más pequeños de la casa, han modificado el tablero de juego profesional. Además, la nueva normalidad también ha impactado fuera del hogar, sobre el diseño urbano. La calidad del aire ha mejorado, la movilidad se ha vuelto más sostenible y la flexibilidad laboral ha dotado de vitalidad la urbe. Ante esta situación, sólo nos cabe preguntar, ¿qué papel jugará la oficina?

Un nuevo foco, ubicación y diseño

Hace más de 40 años el sociólogo Richard Sennet concluyó que las personas necesitan distanciarse para mantener una buena relación social con sus compañeros. Hoy, con un Teams o un Zoom de por medio, debemos reajustar el diseño y estructura de las oficinas a los nuevos patrones culturales para encontrar un nuevo equilibrio con nuestros compañeros.

Al otro lado del charco, en Nueva York, muchas empresas están apostando en primer lugar por descentralizar las oficinas en nodos cercanos a los centros productivos para facilitar y fomentar la conectividad con el talento. Por ejemplo, el sector financiero está situando sus equipos tecnológicos cerca de la comunidad emprendedora de la ciudad.

Otro de los focos de atención se centra en el co-working como referente para la oficina convencional. Comunidad, flexibilidad y conexión. Fomentar la comunicación entre equipos, combinando las comodidades internas de la oficina mediante espacios comunes, gimnasios o eventos, junto con las externas: restaurantes, comercios, etc. Dicha fractalidad impacta también en el diseño urbano, ya que fomenta y distribuye el auge de la vivienda junto a los centros productivos de empleo, ocio y servicio. Además, dan un impulso urbano en las zonas menos desarrolladas. El gigante de la comunicación AT&T construyó un edificio para ubicar sus oficinas en Nueva Jersey, diseñando espacios de trabajo, retail y ocio. Hoy ya da cabida a más de 100 empresas.

Transformar la oficina en una experiencia de consumo y bienestar. Nodos productivos conectados, cercanos a los lugares de residencia que dan cabida a centros más organizados.  Lugares que incentivan una mayor proximidad, presencial y virtual, para dar una nueva forma a la ciudad. Un claro ejemplo de este nuevo futuro para las oficinas lo encontrarás en Diagonal Beethoven. Conectado con el futuro talento de la ciudad y con una propuesta de espacio, servicio y conectividad más cercana, sostenible y compartida.

Share:

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Related posts

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Learn more